¿Por qué debemos vacunarnos?

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Por qué debemos vacunarnos?

Preguntas y respuestas sobre vacunación.

Artículo de Oihane González Corino

El poder de la información facilita que las personas se hagan responsables de qué quieren, y cómo lo quieren. Un/a paciente empoderado/a, posee una capacidad de decisión, de resolución de sus problemas y con un pensamiento crítico. Un/a paciente empoderado/a es capaz de poder tener un control sobre su vida y decisiones.

Vivimos en una sociedad en la información está al alcance de todos/as. Basándonos en dicha información, tomamos nuestras decisiones, y actuamos en consecuencia. La libertad de elección la podemos hacer efectiva a hora posicionarnos sobre si queremos o no vacunarnos, pero ¿tenemos toda la información en nuestra mano?

A modo de resumen, se enuncian unas de las preguntas que con frecuencia nos hacemos en referencia a la vacunación.

Si vivo en un entorno donde el agua es potable, hay una seguridad e higiene alimentaria… ¿para qué me voy a vacunar?

Hay determinadas enfermedades infecciosas que con una buena higiene y alimentación no son controladas. Por estos motivos, la vacunación sigue siendo necesaria. Además, si no podemos mantener unas buenas tasas de inmunización (inmunización colectiva) enfermedades que son prevenibles mediante la vacunación volverán. Sólo tenemos que ver las noticias más recientes de los problemas que está generando el Sarampión en Europa. Además, sin vacunación, determinadas enfermedades que afortunadamente son raras en nuestro entorno, volvería a reaparecer, como pudiera ser la poliomielitis.

Te dejo un enlace reciente que habla sobre la preocupación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre el último brote de sarampión en Europa: https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/la-oms-alerta-la-baja-vacunacion-pone-en-peligro-la-salud-de-los-europeos-1610

Ya…pero he oído en diversos foros que las vacunas no son seguras. ¿Es esto cierto?

Esta afirmación es rotundamente falsa. Las vacunas son seguras. Para poder ser empleadas en humanos, han pasado por diversos y rigurosos ensayos clínicos, además de continuar siendo evaluadas tras su comercialización.

Es cierto que las vacunas pueden generar reacciones adversas tras su administración, pero mayoritariamente son leves: dolor en la zona de administración, febrícula…  Si se diera una reacción grave tras su administración, de inmediato se realizaría un estudio pormenorizado de los efectos adversos notificados para estudiar el origen de la misma.

La probabilidad de sufrir lesiones por una enfermedad prevenible por no vacunarse es infinitamente mayor que el riesgo de sufrir lesiones secundarias a la vacunación. A modo de ejemplo, si cualquiera de nosotros/as padeciera poliomielitis, pudiera sufrir secuelas tan graves como la parálisis. En el caso de la tosferina, las secuelas pueden ser la encefalitis, ceguera… ¡Pero no solo eso! Por desgracia, padecer determinadas enfermedades puede incluso llegar a suponer la muerte.

Ante estas afirmaciones, algunos/as nos podemos plantear la siguiente cuestión: ¿y los casos en los que la vacunación ha supuesto una lesión grave o la muerte? Efectivamente, cualquier situación de este tipo es no deseable, y no debiera de ocurrir. A pesar de ello, los riesgos de la no vacunación superan por sí solos los riesgos de sufrir un evento adverso originado por las vacunas.

He oído que hay estudios que afirman que el autismo guarda una relación directa con la vacunación. ¿Es esto cierto?

Rotundamente falso. Esta teoría comenzó basándose en  un estudio publicado en la revista Lancet redactado por A. Wakefield. En él, este científico asociaba el autismo con la vacunación de triple vírica (Sarampión, Paperas y Rubeola). Diversos estudios posteriores demostraron que la asociación entre la vacunación y el autismo era falsa.  Tanto es así, que la propia revista Lancet eliminó dicho estudio, y en años posteriores, el colegio de Médicos de Inglaterra retiró la licencia a A. Wakefield.

Por desgracia el daño ya estaba hecho, y ha ocasionado que a día de hoy sea un discurso recurrente por parte de los movimientos antivacunas.

Todavía tengo dudas sobre la vacunación. ¿Dónde me puedo dirigir?

Puedes dirigirte tu centro de Atención Primaria de referencia para solventar tus dudas. El equipo de profesionales de medicina y enfermería estará a tu disposición para poder solucionar las cuestiones que se te planteen.

Igualmente, puedes encontrar diversa información en los siguientes enlaces:

Y recuerda: Lee, infórmate en fuentes científicas, empodérate y toma tus decisiones de manera responsable.

 


COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.