Operación Salida 2018 – Pautas básicas para saber cómo actuar en case de accidente

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Artículo de Leire Hierrezuelo Otero

En estos días tiene lugar uno de los momentos de la operación salida del verano 2018 con más movimiento de vehículos del año.

El total de desplazamientos desde julio hasta finales de agosto que se prevé para este año es de casi 90 millones de desplazamientos por carretera.

Agosto es sin duda el mes de mayor movimiento en las carreteras españolas con cerca de 46 millones de desplazamientos.

Como todos los años, la Dirección General de Tráfico pone en marcha un dispositivo de control y vigilancia en todas las carreteras españolas.

Dispone para ello de helicópteros, vehículos de motor, personal entrenado y este año, también, 5 drones que surcarán los cielos para mayor vigilancia.

Con todo este movimiento de vehículos es posible que puedas encontrarte en la carretera con un accidente. Y en este artículo queremos recordarte las pautas básicas para saber cómo actuar en ese caso sin que corras peligro tú.

AUTOPROTECCIÓN

A la hora de atender a alguien que necesita ayuda en un accidente, debes tener en cuenta que lo principal es mantener tu protección para así no sufrir ningún accidente adicional. Para ello, la persona que va a ayudar necesitará tener en cuenta unas medidas que eviten que el incidente se agrave o qué ocurra otro más.

Tendremos en consideración que la persona que acude a ayudar a alguien en una situación de peligro puede verse afectada por la denominada “visión de túnel”.

La visión de túnel hace que nuestra ayuda sea poco segura ya que tenderemos a observar de manera limitada la escena donde se ha producido el accidente. Es decir, nuestra percepción de otros posibles riesgos en la escena se verá menguada ya que no tendremos en cuenta los signos que nos alertan de ellos.

Es primordial, por lo tanto:

  • Mantener la calma.
  • Hacer un reconocimiento amplio de la escena para reconocer posibles riesgos.
  • Señalizar bien el incidente.

ESCENARIOS DE RIESGO

Prestaremos especial atención a las características de la calzada, la visibilidad y las condiciones meteorológicas en el momento del accidente, así como al tráfico rodado que sigue circulando a nuestro alrededor.

Además, podremos encontrarnos con diferentes escenarios de riesgo dentro de un accidente de tráfico, algunos de ellos poco usuales pero que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, un escenario con presencia de mercancías peligrosas en el que se haya visto involucrado un transporte que contenga algún tipo de materia peligrosa.

Puede también que dentro del accidente se produzca un incendio.

O que haya electricidad descontrolada presente, como en un accidente cerca de vías de tren o con alguna torre o poste eléctrico involucrados.

pixabay.com

ESTACIONAMIENTO

Cuando nos encontramos con un accidente es importante elegir bien el lugar donde estacionaremos nuestro vehículo. De este modo deberemos elegir un lugar en el que nuestro vehículo quede seguro y no entorpezca el tráfico o quede expuesto a una nueva colisión. En esta línea, los lugares más seguros para realizar el estacionamiento son fuera de la calzada o en el arcén.

Si existen riesgos adicionales de incendio, cables eléctricos o presencia de sustancias peligrosas estacionaremos nuestro vehículo a una distancia mayor de lo habitual.

 

SEÑALIZACIÓN DEL INCIDENTE

Debemos colocarnos al salir de nuestro vehículo el chaleco de seguridad y asegurarnos de que los ocupantes de los vehículos siniestrados han colocado los triángulos de señalización. Si no es así, los colocaremos nosotros.

Los triángulos deben ser vistos a un mínimo de 100 metros por cualquier automóvil que se aproxime. De este modo, en una carretera con condiciones normales colocaremos un triángulo a 50 m por detrás del coche detenido. SI la carretera es de doble sentido colocaremos otro triángulo a 50 metros por delante del coche detenido.

Hay casos especiales en los que tendremos que aumentar o cambiar la situación de los triángulos como por ejemplo, en un cambio de rasante, una curva o con presencia de algún obstáculo (señal de tráfico).

¿CÓMO ACTUAMOS?

En cuanto paremos y veamos que tenemos suficiente seguridad llamaremos a los servicios de emergencia a través del número de teléfono 112.

Daremos información relacionada con el siniestro y la situación de peligro que pueda estar presente. Así, nos mandarán la ayuda necesaria e indicaciones de cómo actuar.

Cuando bajemos del coche haremos un reconocimiento de la escena, observando si existen riesgos adicionales como por ejemplo, un derrame de algún combustible que pueda llevar a un incendio del vehículo.

Después de hacer este reconocimiento de posibles riesgos nos acercaremos al vehículo para ver qué víctimas y qué lesiones presentan y así poder actuar en consecuencia.

Si hemos determinado que la escena es segura, podremos entrar al vehículo para hacer una primera valoración de las víctimas y cortar el contacto del coche.

Riesgo de incendio

Si existe un incendio incipiente y disponemos de un extintor a mano podremos utilizarlo dirigiendo el contenido del extintor hacia la base de las llamas.  Haremos una evacuación rápida de las víctimas.

Si el fuego está ya muy extendido se considera un escenario de riesgo y por lo tanto no entraremos en la zona. Esperaremos a que lleguen los servicios de emergencias.

Cuándo utilizamos un extintor deberemos colocarnos a unos 3 metros del fuego y con el viento a nuestra espalda.

Riesgo eléctrico

Si encontramos que en el lugar del incidente hay presencia de corriente eléctrica descontrolada porque en la zona hubiese algún postre o torre eléctrica, señalizaremos el accidente y nos colocaremos en una zona segura, con la suficiente distancia como para no vernos lesionados por esa electricidad. Generalmente, se recomienda estacionar el vehículo a una distancia equivalente al doble de la altura de la torre o poste eléctrico. No entraremos en la zona de riesgo y esperaremos a que lleguen los servicios de emergencia.

Riesgo con mercancías peligrosas

Podemos encontrar que en un accidente de tráfico se vea involucrado un transporte de materias peligrosas. Estas sustancias pueden ser explosivas, inflamables, toxicas infecciosas, corrosivas o radioactivas, entre otras.

De este modo pueden causar lesiones y daños a personas o al medio ambiente.

Si nos encontramos con un accidente de estas características estacionaremos en un lugar seguro a una distancia suficiente como para no vernos afectados por los humos o vapores que las sustancias peligrosas puedan emanar. Nunca entraremos en la zona de mayor riesgo y esperaremos a que lleguen los servicios de emergencias.

Es importante fijarse en si el transporte tiene alguna señal de color naranja o roja para poder describirla al 112 y que éstos vayan teniendo información para saber cómo actuar y qué equipos específicos mandar. Los transportes de mercancías peligrosas además de estas señales que indican peligro, también llevan unos paneles naranjas dónde se identifica la sustancia y el peligro. Si tenemos la señal o el panel a nuestra vista le daremos la información precisa al Centro Coordinador de Emergencias.

Esperamos que no tengas que utilizar estas recomendaciones y que tengas un buen viaje. Ondo ibili!

Si quieres obtener más información sobre puntos conflictivos puedes visitar la página web de la DGT en este enlace http://www.dgt.es/es/el-trafico/recomendaciones/puntos-conflictivos/ y recuerda que durante el trayecto puedes mantenerte infirmado a través del teléfono gratuito 011.


COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.