Actividades al aire libre – Disfrutar de la naturaleza de una manera segura

COMPARTIR
  • 25
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    25
    Shares

 

Artículo Alain Bravo Valentín

Con el paso del invierno a la primavera, el tiempo meteorológico mejora y los días empiezan a ser más largos. Con ello, el disfrutar de la naturaleza es pleno, sobre todo para las personas que aprovechan este buen tiempo para la realización de actividades físicas al aire libre, ya sea senderismo, salidas familiares o entrenamientos entre otras. Por todo ello, a lo largo de estos meses, iré publicando una serie de artículos para que esas actividades que realizamos en el exterior sean lo más seguras posibles tanto para nosotros como para nuestros compañeros de actividad.

Por ello, vamos a comenzar como si de un curso de primeros auxilios se tratara por lo que la primera noción que debemos interiorizar es que nuestro primer paso siempre será  el realizar la conducta P.A.S. (Proteger, Avisar, Socorrer) que en el ámbito del ejercicio al aire libre se traduce en las siguientes actitudes.

 

PROTEGER

Antes de preparar una salida para  nuestra actividad, debemos conocer, admitir y actuar teniendo en cuenta nuestras limitaciones. Estas limitaciones irán variando en función de nuestros conocimientos sobre el lugar elegido para realizar la actividad, nuestra condición física, la meteorología del lugar y la fecha de la actividad.

Sobre el lugar y ruta elegidos para realizar la actividad, debemos de tener conocimiento de la ruta elegida e ir marcando un itinerario. Este será siempre el primer paso a realizar antes de comenzar cada pequeña expedición y es un paso que en demasiadas ocasiones obviamos o infravaloramos; es un trabajo que tenemos que realizar sobre un mapa que hoy día están al alcance de cualquiera ya que existen multitud de herramientas y mapas en internet y medios públicos que nos pueden ayudar con la planificación y conocimiento del medio. Es importante, y más aún si la ruta a realizar es nueva para nosotros o el grupo que nos acompaña, repasar la ruta sobre el papel o la pantalla, teniendo en cuenta los desniveles acumulados y los kilómetros resultantes de la ruta. De la misma manera, si se trata de una ruta circular o una travesía, conviene alternar días de alto rendimiento, con días más suaves para el descanso físico y no acumular un desgaste.

Otros aspectos a tener en cuenta en cuanto al conocimiento y la planificación de la ruta, son el utilizar y conocer las señales de GR o del recorrido elegido, para poder seguir las rutas con una seguridad óptima e intentar no variar la ruta, o buscar atajos. El salirse de un recorrido implica un mayor riesgo; tal vez por esos minutos que pensamos que podemos ganar, perdamos horas, suframos algún accidente o nos perdamos, es por ello por lo que debemos intentar no confiarnos con atajos, alternativas improvisadas o rutas no señalizadas ni conocidas.

Por otro lado y tal y como hemos adelantado, la ruta seleccionada debe de ser adecuada a nuestras condiciones físicas. Así, si estamos iniciándonos en el senderismo, debemos realizar rutas cortas en desnivel y kilómetros e ir subiendo en complejidad, duración y exigencia física progresivamente, teniendo en cuenta que nuestro cuerpo es sabio y se irá adaptando a nuestros progresos.

Otra condición indispensable es el conocer la meteorología en el lugar. Con el paso del año, las estaciones las condiciones climatológicas y de duración de luz solar varían. De esta manera, como por todos es sabido, en los meses de primavera-verano los días son más largos por lo que existe mayor luz natural para poder realizar actividades de mayor duración, las temperaturas tienden a subir y el tiempo tiende a ser más seco, pero, en la montaña, debemos tener en cuenta que una tormenta repentina puede llegar a bajar la temperatura tanto como en invierno por lo que siempre debemos de llevar ropa adecuada e incluso meter una capa de abrigo en nuestra mochila.

Siendo un punto vital el de la planificación y exploración de las limitaciones, lo veremos con más detalle en el próximo artículo que consistirá en un monográfico: “planificar una ruta”.

 

AVISAR

Debemos dejar notificado el itinerario. Esta notificación la debemos hacer tanto informando a familiares y/o amigos antes de salir, como en el vehículo en el lugar del aparcamiento de este mismo. Indicaremos así el lugar al que nos dirigimos y qué ruta seguiremos, la hora aproximada a la que tenemos intención de regresar al vehículo y qué medios de comunicación y geolocalización portamos con nosotros, sobre todo si la vamos a realizar solos.

En cuanto a la geolocalización y ayuda en la ruta, hoy día tenemos muchas alternativas y buenas opciones a nuestro alcance, aplicaciones como ALPIFY que es fácilmente descargable de manera gratuita en nuestro Smartphone. Esta aplicación nos permite compartir con nuestros familiares y amigos nuestra localización, así como enviar un mensaje de auxilio al Centro Coordinador de Emergencias en caso de sufrir un accidente, pudiendo ellos localizarnos en el acto. Debemos tener en cuenta, que el consumo de datos, de batería, y de cobertura puede estar limitado dependiendo del terminal o la zona en la que tengamos programada la ruta al utilizar este tipo de aplicaciones y es por ello que si tenemos pensado usar alguna de ellas, resulta conveniente llevar siempre con nosotros un power bank o batería externa.

 

SOCORRER

Ante la necesidad de poder solucionar cualquier pequeño percance, lo mejor es siempre y en la medida de lo posible, evitar el peligro. Por ello, debemos de tratar de evitar el riesgo extra que nos pueda suponer el cruzar por un determinado lugar, trepar por una zona peligrosa o como hemos citado con anterioridad alternar la ruta si las condiciones no son óptimas.

La mejor receta es, sin duda, realizar una buena valoración de nuestros límites y tratar de no sobrepasarlos, de esta manera evitaremos poner en riesgo nuestra vida y la de los demás.

Aun así, ante un accidente, debemos saber cómo reaccionar. Por un lado, es importante e interesante contar con conocimientos básicos de Primeros Auxilios ya que dependiendo de la zona en la que estemos realizando nuestra actividad, la asistencia sanitaria o especializada puede tardar en llegar y esa primera ayuda que un primer interviniente pueda ofrecer (ya sea a sí mismo o a terceros) puede llegar a suponer la diferencia entre la vida y la muerte o incidir en las secuelas o no derivadas del incidente. Con ello, conviene también llevar un botiquín con cosas muy básicas pero realmente útiles ante un accidente; así como ropa de abrigo (hay que tener en cuenta que si tenemos que permanecer mucho tiempo en el suelo o parados, nuestra temperatura corporal podría descender mucho y correríamos el riesgo de sufrir una hipotermia que agravaría nuestro cuadro clínico), material de curas,… que detallaremos en artículos posteriores.

Por otra parte, si el accidente, incidente o sus consecuencias escapan a nuestra capacidad de resolución y siempre baremando la gravedad de lo acontecido, lo más probable es que necesitemos ayuda especializada, por ello, debemos saber que, volviendo a las utilidades de las aplicaciones de los Smartphones, tanto la aplicación de SOSDeiak, o Alpify tiene disponible un botón para solicitar asistencia inmediata, mandando la localización. En función de la cobertura estas aplicaciones pueden estar limitadas y es por ello que se está habilitando un canal en radio, más concretamente el 7.7. para poder solicitar asistencia también por sistema de radio de corto alcance también conocido como PMR (Private Mobile Radio).

 

En resumen, la realización de actividades al aire libre es, para muchos, una de las más gratas maneras de disfrutar de su tiempo libre, conectar con el entorno y realizar ejercicio físico, siendo imprescindible el mantener la conducta P.A.S. para evitar que este tiempo de disfrute se trunque y nos provoque daños a nosotros o a terceros.

Por todo ello, a lo largo de estos meses, hablaré sobre la planificación de rutas, señalización de caminos y senderos, meteorología, primeros auxilios en medio montañoso, botiquín de montaña etc.


COMPARTIR
  • 25
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    25
    Shares

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.