¿Alguna vez has atendido a alguien con Trastorno del Espectro Autista (TEA)?

COMPARTIR
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Shares

 

Fuente: https://www.apnabi.eus/
Fuente: https://www.apnabi.eus/

Artículo de Laura diez

¿Has imaginado qué  harías? ¿Cómo lo harías? Es un tema en el que quizás nunca hemos pensado, o sobre el que nos informamos una vez hemos tenido un caso. Pero no somos conscientes que en nuestro trabajo o en nuestro día a día nos puede tocar atender a un paciente con TEA, bien en su domicilio o en la calle en un accidente en el que sus acompañantes no van a estar para ayudarnos.

Vamos a explicar en qué consiste el autismo, las dificultades que conlleva la atención sanitaria y lo que podemos hacer nosotros para que esta atención sea mucho más sencilla y menos traumática para ellos.

¿Qué es el autismo?

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

Es una alteración que se da en el neurodesarrollo de las competencias sociales, comunicativas y lingüísticas

Se presenta de manera distinta en cada caso por lo que presentan unas necesidades muy heterogéneas. Podemos encontrar desde pacientes totalmente aislados/as, sin relación interaccional con las personas, con tendencia a la repetición y con una falta completa del lenguaje y comunicación; o bien todo lo contrario con un lenguaje muy desarrollado, casi sin alteraciones aparentes, o con habilidades a nivel de inteligencia que pueden superar la media en un área concreta.

Esto quiere decir que las personas con TEA presentaran dificultades para empatizar, comprender que se espera de ellos/as y lo que pueden esperar ellos/as de los/as demás.

Algunos datos a tener en cuenta:

  • 1 de cada 110 niño/as presentarán Trastorno del Espectro Autista
  • Está presente en todas las razas, etnias y grupos socio económicos
  • Los Trastornos del Espectro autista son 4-5 veces más probables en la población masculina
  • Se estima que aproximadamente un 10% de las personas con Trastorno del Espectro Autista tienen un desorden neurológico, genético o metabólico inidentificable (X-frágil, Síndrome de Down, esclerosis tuberosa etc.).
  • Entre el 30 y el 51% de las personas con trastorno del Espectro Autista tienen discapacidad intelectual asociada (CI <70).
  • Alrededor del 40% de los niños con Trastorno del Espectro Autista no tienen lenguaje oral. Otro entre 25 y 30% tuvieron palabras entre los 12 y 18 meses que luego perdieron.

En resumen, vamos a tener una víctima con la que nos va a ser muy difícil comunicarnos e interaccionar que va a reaccionar de manera desproporcionada a los estímulos luminosos y sonoros, a la que le va a costar entender mucho la situación y con una gran desconfianza hacia nosotros.

Entonces, ¿Cómo lo hacemos??

  • Acércate despacio, con tranquilidad. Esto hará que el paciente este mucho más receptivo. Nos fijaremos si lleva algún dispositivo alternativo para comunicarse, libreta, pizarra…en ese caso haremos uso de ello.
  • Intenta que solo sea una persona y siempre la misma la que preste la asistencia. Deberemos usar frases sencillas, gestos
  • Permitiremos siempre que sea posible que el acompañante permanezca con el paciente en todo momento incluso que le coloque el material necesario
  • Nos será de mucha ayuda el uso de pictogramas o ayudas visuales para explicar y anticipar lo que se va a llevar a cabo.
  • Si vamos a realizar alguna técnica deberemos dejarle tocar el material primero, incluso usarlo en nosotros mismos previamente. En el caso de técnicas invasivas, analítica, dtx… deberemos avisarle previamente, como a todos nuestros pacientes, extremando las precauciones ya que es posible que mueva la extremidad aumentando el riesgo de pinchazo sobe nosotros mismos.
  • Hemos comentado que los ruidos pueden generarles miedo o ansiedad por lo que siempre en la medida de lo posible eliminaremos las alarmas y pitidos de nuestro aparataje.
  • En el caso de ir en un vehículo de emergencias deberíamos evitar el uso de la sirena en la medida que sea posible.

 

Las personas con TEA van a tener dificultad para acercase, entender y expresar lo que les ocurre por lo que hay que ser comprensibles y disponer de todo el tiempo que se necesite.

Con todo esto y siempre teniendo en cuenta que el TEA abarca una gran cantidad de trastornos en las relaciones humanas pudiendo ser leves o profundos, siendo así cada caso único, tenemos que tener claro que no existe ninguna receta para todos los pacientes más que la paciencia y el sentido común.


COMPARTIR
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Shares