La deshidratación en la edad pediátrica

COMPARTIR
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares

 

Artículo de Oihane González Corino

DESHIDRATACIÓN AGUDA

La deshidratación es la pérdida de agua del organismo. Los/as lactantes y niños/as pequeños/as, por sus características físicas, pueden perder agua con más rapidez.

LAS CAUSAS PRINCIPALES SON LAS SIGUIENTES

  •  Gastroenteritis aguda. Es un problema del aparato digestivo, debido a una intoxicación alimentaria o a una infección vírica o bacteriana que se caracteriza por náuseas, vómitos, diarreas, dolores abdominales y ocasionalmente fiebre.
  • En los/as lactantes pequeños/as, podemos observar cuadros de deshidratación relacionados con problemas digestivos o problemas de mala absorción alimentaria.
  • Mala preparación de los biberones por no seguir las indicaciones tanto higiénicas como de dosis pautadas por el/la puericultor/a.
  • Niños/as expuestos a temperaturas ambientales muy altas o al efecto del sol.
  • Trastornos médicos específicos (problemas renales, hormonales y metabólicos).

SÍNTOMAS Y SIGNOS

  •  Será importante observar los signos de deshidratación:

– Niño/a o lactante irritable en el primer momento; a medida que pasa el tiempo está más decaído y somnoliento. Con aspecto de  enfermedad. Puedes revisar el artículo del Blog sobre los signos de alerta y el triángulo de evaluación pediátrico aquí: http://salud.cruzrojabizkaia.org/2017/07/18/caracteristicas-especiales-en-la-atencion-a-menores-en-situacones-de-accidentes/#more-237

– Signo del pliegue: la piel, al pellizcarla, mantiene el pliegue, no se estira, no vuelve a la posición inicial. La zona ideal para hacer esta prueba es el abdomen.

– Las mucosas, la lengua y los labios estarán secos o muy pastosos.

– En casos graves, los glóbulos oculares estarán hundidos, y el/la niño/a, muy ojeroso/a

– Ocasionalmente, fiebre.

– Poca emisión de orina, en caso de lactantes pañales reiteradamente secos de orina.

  • Son signos de mucha gravedad

– Inconsciente y con clara alteración del triángulo de evaluación pediátrico (apariencia, trabajo respiratorio y aspecto de la piel).

– Shock debido a la pérdida de líquidos.

– Falta de emisión de orina.

– Ojos abiertos con córneas secas.

– Fiebre superior a 40º C.

– Convulsiones.

ACTUACIÓN

 ¿Qué debemos hacer?

  •  Lo más importante es saber reconocer la situación de gravedad y el cuadro de deshidratación, para activar el 112 y realizar un traslado lo más urgente posible.
  • Sólo si el/la niño/a está consciente, podemos intentar una hidratación oral con líquidos que contengan agua, sales minerales (de sodio, bicarbonatos, de potasio) y glucosa. Actualmente, se comercializan diferentes productos que reúnen estas características. Lo más  importante es saber reconocer el cuadro de deshidratación.
  • Si no está consciente, alerte al 112. No administre líquidos por vía oral, mantenga la vía aérea abierta, controle la temperatura y observe el color de la piel.
  • Si es posible, cuantifique la orina y las defecaciones.
  • Coloque al niño/a tumbado boca arriba o en posición lateral. Controle en todo momento la apariencia del lactante o niño/a, el aspecto de la piel y la respiración.
  • Alerte al 112.
  • Procurar mantener, en los casos graves, los párpados cerrados.
  • Colocar al niño/a en PLS.
  • Mantener la vía aérea abierta y controlar el estado de conciencia, la temperatura y el color de la piel, y actuar en consecuencia.

Sea cual sea el grado de deshidratación, todos los casos han de ser valorados por un facultativo.

¿Qué no debemos hacer?

  • Mantener al niño/a expuesto a focos de calor (sol, estufas…).
  • Darle cantidades grandes de líquidos de una vez, porque facilita el vómito. (Es mejor darle pequeñas cantidades de forma más seguida).
  • Darle medicamentos por nuestra cuenta.

Sea cual sea el grado de deshidratación, en todos los casos los/as niños/as deben ser valorados por un facultativo y, mejor aún, tratados en un centro sanitario.

Bibliografía:

Textos extraídos del Manual de Primeros Auxilios en Bebés y Niños de Cruz Roja.


COMPARTIR
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares