Hoy se celebra el Día Mundial de los Primeros Auxilios y el motivo central para este año es la Prevención de los Accidentes Domésticos.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Artículo de Leire Hierrezuelo Otero

La OMS describe el accidente como el suceso no premeditado cuyo resultado es un daño corporal identificable.

Estos daños corporales pueden ir desde cosas muy leves hasta más graves, que comprometan la vida de la persona.

No es cosa banal el de los accidentes domésticos. El 80% de los accidentes se producen el hogar. Sólo en Europa más de 3 millones de personas sufren un accidente de este tipo al año, de los cuales más de 7000 resultan fatales.

Pueden suceder a personas en diferentes franjas de edad pero las más vulnerables son las personas mayores de 65 años y los menores de 5 años. En el caso de los menores son la principal causa de muerte en los países desarrollados y si hacemos referencia a las personas mayores es la séptima causa de muerte.

Dentro de los colectivos que más posibilidades tienen de sufrir un accidente en el hogar encontramos también a aquellas personas que se dedican a cuidar de la casa y por lo tanto pasan la mayor parte de su tiempo dentro del hogar. En su gran mayoría se trata de mujeres mayores de 45 años y el lugar donde más accidentes se causan es la cocina.

Haciendo referencia las estancias donde se producen más accidentes domésticos podemos hacer la siguiente clasificación, siendo la primera donde más accidentes se acontecen:

  • Cocina
  • Cuarto de baño
  • Dormitorio
  • Sala de estar
  • Jardín

Aunque las cifras nos alarman ya que se producen muchos accidentes a lo largo del día, en concreto en nuestro entorno se produce un accidente cada 24 segundos, afortunadamente sólo el 4.5% del total requiere de ingreso hospitalario. El resto se pueden solucionar en casa o de forma ambulatoria.

En cuanto a los tipos de accidentes que más vemos en el medio doméstico encontramos las caídas y los golpes como los más frecuentes (45%) pero también se producen heridas y hemorragias, electrocuciones, quemaduras, atragantamientos, intoxicaciones, desmayos y paradas cardiorespiratorias.

Desde Cruz Roja Bizkaia, como buenos promotores que somos de los Primeros Auxilios queremos daros alguna recomendación para prevenir este tipo de accidentes y las pautas básicas para poder aplicar los Primeros Auxilios en cada caso.

HERIDAS Y HEMORRAGIAS

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

Colocar los cuchillos con protección en la punta Presión directa sobre el foco sangrante.
No utilizar  los cuchillos con otros propósitos (destornillador) Buscar ayuda en el 112.
Mantener especial cuidado al manipular platos o vasos rotos

QUEMADURAS

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

Utilización de guantes para manipular objetos muy calientes Alejar del foco de calor.
Colocar los mangos de sartenes y cazuelas hacia dentro cuando están al fuego Enfriar la zona quemada con paños húmedos o sumergiendo la zona en agua.
Mantener especial cuidado al manipular velas No aplicar pomada o ungüentos.
No fumar en la cama Buscar ayuda en el 112.


 CAIDAS, GOLPES

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

Evitar poner obstáculos en las zonas de paso Aplicar frío en la zona contusionada.
Colocar alfombrillas al salir de la ducha Mantener reposo de la zona contusionada.
Colocar elementos antideslizantes en la ducha o bañera Evitar objetos que compriman en la zona contusionada (anillos, pulseras).
Usar escaleras o elementos adecuados para subir a alturas (evitar las sillas) Si se trata de un golpe en la cabeza o espalda ¡No mover a la persona!

Únicamente realizar control de la cabeza para que no la mueva.

Buscar ayuda en el 112.

 

ATRANGANTAMIENTOS

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

Evitar que los menores jueguen con objetos pequeños o piezas pequeñas de juguetes Si la persona puede toser, animarle a que lo haga y que no le “pueda el miedo”.
Masticar bien cuando comemos evitando “engullir” Si no puede toser debemos combinar cinco palmadas entre las escápulas con 5 compresiones abdominales o maniobra de Heimlich.
Evitar hablar mientras tenemos la boca llena de alimentos para evitar una aspiración de alimento hacia las vías respiratorias Buscar ayuda en el 112.

 

INTOXICACIONES

Causas principales:

  • Gas
  • Medicamentos
  • Insecticidas, productos de jardinería
  • Pinturas, disolventes
  • Bebidas alcohólicas
  • Productos de limpieza
  • Alimentos en mal estado

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

Guardar los productos en lugares seguros Nº de urgencia del Servicio Nacional de Toxicología: 915 620 420.
Mantener los envases originales, en los que se pueda ver bien la etiqueta Si gas: retirar del ambiente contaminado.
Seguir las instrucciones de uso que aparecen en la etiqueta Identificar la sustancia.

Conocer la hora de la ingestión.

Conocer la cantidad ingerida.

¡No provocar el vómito! Especialmente si se trata de cáusticos o ácidos.
Buscar ayuda en el 112.

 

Como los casos de intoxicación alimentaria son bastante frecuentes nos gustaría dar unas pautas de prevención más específicas.

PREVENCIÓN

Tener mucho cuidado con las salsas y consumirlas sólo en el momento de hacerlas, especialmente si llevan huevo.
Conservar los alimentos en la nevera o frigorífico.
Lavar bien frutas y verduras antes de consumirlas.
Cocinar bien carnes, pescados y moluscos (preferiblemente a 70ºC que es cuando se produce la muerte de la mayoría de microorganismos)
Congelar los pescados que se consumen crudos al menos 24 horas.
Lavarse bien las manos a la hora de cocinar.
Tener especial cuidado con la leche cruda no pasteurizada. Evitar consumirla si se desconoce el origen de la misma.
Respetar las fechas de caducidad para el consumo.
Almacenar los alimentos en un lugar limpio, fuera del alcancé de insectos, roedores o mascotas.

 

ELECTROCUCIONES

PREVENCIÓN

ACTUACIÓN

No conectar aparatos que estén mojados. Apartar a la persona del contacto con la electricidad.
Mantener los enchufes con protección. Si la persona queda inconsciente poner en Posición Lateral de Seguridad.
No meter elementos metálicos en los orificios de los enchufes. No tocar a la persona mientras siga en contacto con la electricidad.
Evitar manipular aparatos eléctricos descalzos. Apagar el interruptor general de la electricidad.
Mantener la instalación eléctrica en buen estado, evitando los cables pelados. Buscar ayuda en el 112.
Si es necesaria la manipulación de la instalación  eléctrica desconectar el interruptor general. No dejar sin revisión médica a alguien que haya estado en contacto con una descarga importante de electricidad ya que puede tener daños internos graves.

¿Es seguro su hogar?


COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *