DÍA MUNDIAL CONTRA LA HEPATITIS “ESTÁ MÁS CERCA DE LO QUE CREES”

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DÍA MUNDIAL CONTRA LA HEPATITIS “ESTÁ MÁS CERCA DE LO QUE CREES”

Artículo de Leire Hierrezuelo Otero

En el día mundial contra la Hepatitis queremos dedicarle un poquito de nuestro espacio a una enfermedad que es conocida por la población pero que de la que quizás desconozcas algún dato.

¿Sabes cuántos tipos de hepatitis víricas hay? Seguro que conoces dos o tres tipos pero la realidad es que hay cinco tipos de hepatitis.

¿Y conoces cuáles son las vías de contagio de cada uno de los tipos de hepatitis víricas?

¿Sabes para qué tipos de hepatitis víricas existen vacunas? ¿Y cuál de las hepatitis víricas causan infección aguda o se cronifican?

Si quieres conocer la respuesta a estas preguntas sigue leyendo en el artículo que hoy, 28 de Julio Día Mundial contra la Hepatitis, le dedicamos a una enfermedad que afecta en el mundo a casi 400 millones de personas y causa la muerte de más de 14.4 millones de personas al año.

QUÉ ES LA HEPATITIS

La hepatitis es una inflamación del hígado. La afección puede remitir espontáneamente, dando lugar a una infección aguda o evolucionar hasta dejar una fibrosis (cicatriz), una cirrosis o un cáncer de hígado.

Las causas más comunes de la hepatitis son las infecciones víricas pero también pueden ser producidas por sustancias tóxicas (alcohol o drogas) o enfermedades autoinmunitarias.

LA ENFERMEDAD PUEDE CURSAR DE FORMA ASINTOMÁTICA

La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno.

Los síntomas más comunes que aparecen con la hepatitis son:

  • Ictericia (color amarillento de la piel y mucosas)
  • Orina oscura
  • Cansancio o fatiga intensa
  • Nauseas, vómitos y/o dolor abdominal.

LOS CIENTIFÍCOS HAN IDENTIFICADO CINCO VIRUS DE LA HEPATITIS

Los cinco virus de la hepatitis (A,B,C,D,E) son distintos. Pueden tener diferencias en el modo de transmisión, afectar a diferentes tipos de población y tener diferentes consecuencias en la salud.

Hepatitis A.

  • Modo de transmisión: Oro-fecal. Cuando la persona consume agua o alimentos contaminados con las heces de una persona infectada o tiene contacto directo con esa persona.
  • Prevención: Se puede prevenir con buenas prácticas de higiene, seguridad alimentaria y vacunas.
  • Vacunación: Sí.
  • Consecuencias en la salud: No causa enfermedad crónica y raramente es mortal, pero puede causar síntomas gastrointestinales importantes y graves.

Hepatitis B.

  • Modo de transmisión: Al contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada. También en el momento del parto, de la madre al hijo. Y por contacto sexual.
  • Prevención: Incluir la vacuna en el calendario de vacunación obligatoria en la infancia.
  • Vacunación: sí.
  • Consecuencias en la salud: Puede causar infecciones tanto agudas como crónicas. La enfermedad puede ir desde leve hasta grave.

Hepatitis C.

Es la más común en muchos de los países del mundo.

  • Modo de transmisión: Al contacto con la sangre de una persona infectada. Puede estar relacionada con el consumo de drogas por vía parenteral (inyectadas). También es probable que alguien se haya podido infectar cuando ha sido cometido a procesos médicos de manera no segura. Además se puede transmitir de madre a hijo, en el m omento del parto.
  • Prevención: Se puede prevenir con prácticas asépticas (limpias) en el medio sanitario y no compartiendo aguja para la administración de drogas parenterales.
  • Vacunación:
  • Consecuencias en la salud: Puede causar infecciones tanto agudas como crónicas. Pero lo más habitual es que se cronifique. Entre aquellos con infección crónica, una cantidad significativa presentará cirrosis de hígado o cáncer del mismo órgano.

Hepatitis D.

  • Modo de transmisión: Mediante el con tacto con sangre infectada. Solamente se produce en personas que ya están infectadas con el virus de la hepatitis B.
  • Prevención: Con la vacunación de la Hepatitis B.
  • Vacunación:
  • Consecuencias en la salud: La infección simultánea por ambos virus puede causar una afección más grave y tener un desenlace peor.

Hepatitis E.

  • Modo de transmisión: Se transmite a través de agua potable que esté contaminada.
  • Prevención: Se puede prevenir con mejores prácticas de higiene y seguridad alimentarias.
  • Vacunación: (Hay una vacuna que se está en pruebas).
  • Consecuencias en la salud: Normalmente se resuelve en un plazo de 4 a 6 semanas. Hay que tener especial cuidado con las mujeres embarazas, en las que la infección es más peligrosa para la salud.

DÍA MUNDIAL CONTRA LA HEPATITIS “ESTÁ MÁS CERCA DE LO QUE CREES”

Para el Día Mundial contra la enfermedad, la asociación World Hepatitis Alliance, con Apoyo de la OMS y otras asociaciones que se han sumado a prestar ayuda, han lanzado una campaña para prevención y concienciación sobre la enfermedad bajo el lema “Está más cerca de lo que crees”.

En la campaña aparecen unos mensajes clave, que resumimos a continuación.

  1. Las hepatitis víricas constituyen un importante problema mundial de salud.

Hay 11 países que concentran casi el 50% de la carga mundial de hepatitis crónicas (Brasil, China, Egipto, India, Indonesia, Mongolia, Myanmar, Nigeria, Pakistán, Uganda y Vietnam). Además, 17 países tienen una alta prevalencia de la enfermedad y, junto con los anteriores, soportan el 70% de la carga mundial. En su mayoría se concentran en países de África y del Este del mundo.

En Apoyo de la Campaña “Eliminar la hepatitis”, la OMS publicará nueva información sobre las respuestas nacionales en los 28 países con mayor carga de la enfermedad.

Como hemos dicho, las hepatitis víricas están muy extendidas a nivel mundial, es por ello que debemos acceder y responder a la recomendación de vacunarse contra la Hepatitis B y hacernos, al menos una vez en la vida, un control para saber si padecemos Hepatitis C.

  1. Muy pocas de las personas infectadas tuvieron acceso a pruebas y tratamiento, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

Las metas de alcance mundial para 2030 son las siguientes: el 90% de las personas con infecciones por el VHB y el VHC se habrán sometido a pruebas de detección y el 80% de los pacientes con las condiciones adecuadas habrán recibido tratamiento.

Sin embargo, en la actualidad se estima que el 95% de las persona con hepatitis no saben que están infectadas. Así, el desconocimiento y el escaso acceso a los servicios de tratamiento de las hepatitis a nivel mundial hacen que la mayoría de las personas que necesitan tratarse no lo hagan.

  1. Las hepatitis víricas provocaron 1.34 millones de muertes en 2015. Una cifra comparable a las de las muertes por tuberculosis y superior a la de las muertes por VIH. Las muertes por hepatitis van en aumento.

Sin embargo, las campañas dedicadas a otro tipo de infecciones, como las del Sida (VIH) o el papiloma (VPH) son mucho más difundidas en la población que las dedicadas a las infecciones por hepatitis.

  1. Siguen registrándose nuevas infecciones de hepatitis, sobre todo de hepatitis C.

En 2015 hubo 1.75 millones de nuevas infecciones por el VHC, debido principalmente al consumo de drogas por vía parenteral y a las prácticas médicas poco seguras en los entornos sanitarios de determinados países.

  1. Conseguir eliminar las hepatitis en 2030 no es un objetivo excesivamente ambicioso.

Los informes de 28 países con una elevada carga de la enfermedad alientan al optimismo.

ACCIONES PARA “ELIMINAR LA HEPATITIS”

Existen los CDC, que son Centros de Control para la Enfermedad y Prevención.

Estos centros, colaboradores de la OMS, trabajan para implementar las actividades prioritarias de la Estrategia Mundial del Sector de la Salud contra las Hepatitis Víricas. Actúan como laboratorios de referencia y proporcionan asistencia técnica para la formulación de pautas y políticas sobre esta enfermedad. También proporcionan asistencia a los países que experimentan una alta carga de hepatitis vírica.

¿Necesitas vacunarte contra la hepatitis o hacerte una prueba de detección?

En nuestro entorno es probable que todos los que nos leéis estéis vacunado de la Hepatitis B, ya que se incluye en el calendario de vacunas obligatorias. Hace unos años, recibíamos la vacuna en la adolescencia, pero siguiendo las recomendaciones de la OMS, se ha retrasado la edad de vacunación y ahora se pone en los primeros meses de la vida.

Si quieres puedes pinchar en el siguiente link y completar una evaluación para saber el riesgo de padecer hepatitis.

https://www.health.ny.gov/es/diseases/communicable/hepatitis/assessment.htm

Infórmate sobre qué es la hepatitis vírica

Los afectados afirman que hay poca información sobre esta enfermedad. Sin embargo, saber cómo se contrae y conocer las vías de transmisión podría evitar muchas infecciones.

Podemos decir que es una enfermedad silenciosa ya que aún se asocia al hecho de llevar una vida de malos hábitos y que puede condicionar a la persona afectada para comunicar que padece la enfermedad. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, muchas personas, por ejemplo, se contagiaron de hepatitis antes de 1990, cuando no había un control muy estricto de la limpieza de instrumentos sanitarios en las consultas de podología, o donde se realizaban tatuajes o en el servicio militar, donde las inyecciones se compartían.

Si te interesa también puedes echarle un vistazo al enlace que presenta el libro “Voces de la enfermedad silenciosa” en el que doce afectados se han atrevido a contar su experiencia con la enfermedad.

http://www.actasanitaria.com/voces-de-la-enfermedad-silenciosa-testimonios-de-pacientes-sobre-la-hepatitis-c/

NUEVOS TRATAMIENTOS PARA LA HEPATITIS

Tradicionalmente se ha asociado la Hepatitis a un alto nivel de mortalidad y en muchas zonas del mundo aún es así. Sin embargo, en la actualidad se han desarrollado nuevos tratamientos para la hepatitis que permiten a la persona enferma, mantenerse con buena calidad de vida.

La hepatitis B responde muy bien al tratamiento con nuevos medicamentos, que se toman de por vida y que prácticamente no dan efectos secundarios.

La medicación para la hepatitis C duran entre seis meses y un año. Los nuevos fármacos han permitido mejorar las perspectivas de curación de los pacientes. Estos nuevos medicamentos asociados a la terapia estándar, aumentan las posibilidades de curación o de erradicación del virus a un 70%.

Pero esta terapia se aplica, por ahora, a pacientes muy seleccionados. Alguno de los motivos son que el tratamiento es costoso y que tiene efectos secundarios, lo que lleva a una parte de los pacientes al abandono de la medicación antes de finalizarla.

Espero que el artículo haya sido de tu interés. ¡Recuerda que si te has quedado con alguna duda, puedes escribirnos más


COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *