Servicios de Urgencia Extrahospitalarias y Violencia de Género: ¿Estamos Preparados/as?

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Artículo de Oihane González Corino

Recibimos un aviso para atender una emergencia un día cualquiera. No importa el lugar. Sabemos que se trata de una mujer, no importa su edad. A nuestra llegada, se encuentra sentada en un sofá de su salón, con una erosión en su pómulo derecho. Se muestra nerviosa, agitada, se entrecortan las palabras, nos evita con la mirada. Ente sollozos exclama “¡que torpe soy! me he tropezado en el pasillo… ¡qué vergüenza!…”. En la escena su pareja nos observa de cerca, sin que se le pregunte, indica que ha sido él quien ha alertado al 112. “Es un poco torpe, no sabe ni dónde pisa”.

Algo en el relato no cuadra pero, como personal sanitario podemos limitarnos a realizar la cura de las heridas, y finalizar aquí nuestra labor. Si las lesiones fueran severas, puede que sea preciso el traslado de la mujer a un Centro Sanitario. Pero puede ocurrir que las lesiones no sean los suficientemente graves como para precisar de una mayor valoración, y dar por finalizado nuestro trabajo.

En cualquiera de los casos, hemos perdido una valiosa oportunidad para ir un paso más allá en nuestra labor como profesionales. ¡No debemos limitarnos a realizar una simple cura! Y esta labor debe de ser realizada por todos los integrantes de las urgencias extrahospitalarias, independientemente de su categoría profesional. Médicos, Enfermeras, Técnicos en Emergencias… todos los profesionales debemos estar al día en materia de detección e identificación de los episodios de violencia de género.

Es frecuente que los servicios de urgencias seamos el primer punto de contacto con el sistema sanitario de las víctimas de violencia de género. Se estima que ellas buscan atención en los servicios de urgencias entre 1,5 y 3 veces más que otras mujeres, pero solo son diagnosticados entre un 5% y un 15% de los casos. Pero, si el personal que trabaja en las urgencias extrahospitalarias no está correctamente formado en materia de detección e identificación de violencia de género, ¿en qué situación dejamos a estas mujeres? ¡El desamparo puede ser total! La actuación sanitaria no puede limitarse a hacer únicamente una cura.  Estamos ante un problema de salud, que tiene una gran repercusión social y penal. Nuestra  intervención puede suponer el fin del ciclo de violencia en el que se encuentra inmersa la mujer atendida, y la atención sanitaria que dispensamos pudiera ser la última opción para ella.

Si como profesional quieres aprender cómo se trabaja en caso de detección de casos de violencia de género según el protocolo de Osakidetza, aquí tienes el enlace: http://www.osakidetza.euskadi.eus/contenidos/informacion/maltrato_domestico/eu_txarra/adjuntos/protokolo.pdf

PROTOCOLO SANITARIO ANTE EL MALTRATO EN EL ÁMBITO DOMÉSTICO Y LA VIOLENCIA SEXUAL CONTRA LAS MUJERES

El Protocolo Sanitario ante el maltrato en el ámbito doméstico y la violencia sexual contra las mujeres fija la atención especialmente en los casos de malos tratos en el ámbito doméstico, debido a su gran frecuencia con la que estos ocurren, así como la gravedad de las lesiones que llevan aparejadas estas situaciones. Las consecuencias psíquicas y físicas producidas  por este tipo de violencia, pueden incluso tener como  resultado la muerte de la mujer. Además, las agresiones suponen un alto coste socioeconómico para la propia sociedad.

Ante esta situación el Departamento de Sanidad y Osakidetza en el marco del IV Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la Comunidad Autónoma del País Vasco adquieren el compromiso para movilizar todos los recursos necesarios,  y especialmente recursos humanos, humanos, con un único fin: la detección lo antes posible los casos de maltrato y la asistencia a la persona maltratada. Igualmente, se incluye la necesidad de facilitar todos los pasos precisos para que la víctima pueda contar lo antes posible con una atención integral (sanitaria, jurídica y social).

El Protocolo Sanitario ante el maltrato en el ámbito doméstico y la violencia sexual contra las mujeres establece, que la atención que recibirán las víctimas que entren en contacto con el sistema sanitario, tanto en el ámbito público como privado, se ajustará a lo indicado en el mismo. Por lo que la asistencia, debiera de tener el mismo fundamente tanto en el ámbito sanitario como público.

Los objetivos marcados dentro de dicho protocolo, no son otros que el establecimiento de pautas comunes de actuación en toda la Comunidad, a fin de asegurar una atención sanitaria integral para las víctimas de maltrato doméstico o agresión/abuso sexual, cuando éstas acudan a un centro sanitario. Para tal fin presenta un árbol de decisiones y procedimientos para una correcta atención integral. De este modo, se quiere permitir la recuperación de la salud a la víctima de la manera más pronta posible, así como garantizar que las mujeres puedan beneficiarse de los recursos sociales disponibles. A través de dicho protocolo, se garantiza que se permitan las actuaciones forenses y legales pertinentes, en beneficio de la atención a la mujer.

El personal adoptará las pautas de actuación establecidas, prevaleciendo siempre la garantía de la intimidad y la confidencialidad de la mujer. Para dichas intervenciones, se establecerán una serie de pautas de actuación ante las diferentes situaciones en las que se deba de asistir a la mujer. Para ello, se desarrollar pautas de actuación ante maltrato en el ámbito doméstico y  pautas de actuación ante agresión o abuso sexual.

En referencia a las pautas de actuación ante maltrato en el ámbito doméstico, se distinguirán dos actuaciones. Una será la actuación ante maltrato con lesiones físicas o psíquicas agudas evidenciables y otra la actuación ante situaciones de maltrato físico o psíquico sin lesiones evidenciables, siendo necesario realizar esta distinción de manera inicial para poder proveer de una mejor asistencia sanitaria a la mujer.

Pautas de actuación ante maltrato en el ámbito doméstico

a) Actuación ante maltrato con lesiones físicas o psíquicas agudas evidenciables.

  1. Asistencia sanitaria – Plan de actuación terapéutica que corresponda.
  2. Tras la asistencia cumplimentación del Parte de Lesiones. Éste debe recoger: Datos de filiación de la víctima, exposición de hechos que motivan la asistencia -según la víctima-, antecedentes personales, exploración física -descripción de las lesiones y fotografías previo consentimiento de la víctima-, estado emocional, exploraciones complementarias, diagnóstico, tratamiento, Plan de actuación y observaciones -especificando la derivación a otro recurso sanitario, Servicios Sociales o Servicios de Atención a la Víctima-.
  3. Una vez cumplimentado el Parte de Lesiones, se leerá a la víctima y se remitirá al Juzgado de Guardia -el Protocolo incluye el “Oficio de Remisión” correspondiente-. Se hará entrega de una copia del Parte y del Oficio de Remisión a la víctima, salvo si esto compromete su seguridad, en cuyo caso se hará entrega a una persona designada por ésta. De ambos documentos se guardará una copia en la historia clínica de la víctima.
  4. Si la primera actuación se realiza desde los Servicios de Urgencia o de Atención Especializada, se redactará y se entregará a la víctima un informe que permita llevar a cabo un adecuado seguimiento por el médico/a que la atienda en adelante.
  5. Se asesorará a la víctima sobre las medidas sociales y de protección, a través de los recursos del propio centro sanitario, o se facilitará el contacto urgente con los Servicios Sociales o el Servicio de Atención a la Víctima.
  6. Si existe riesgo para su seguridad o su integridad física se solicitará presencia policial, a través de SOS DEIAK 112, Comisaría de la Ertzaintza o Policía Local.

b) Actuación ante situaciones de maltrato físico o psíquico sin lesiones evidenciables.

Ante la sospecha de que una persona pueda ser víctima de maltrato o existan indicios que apunten en esa dirección, el profesional sanitario deberá confirmar o descartar esa situación.  Es importante que el personal conozca una serie de signos y síntomas que puedan evidenciar esta circunstancia y que mantenga una actitud de alerta en la consulta para identificar esos casos.

Mantener entrevista clínica en un ambiente de confianza.

  1. Si reconoce el maltrato se debe realizar una exploración minuciosa para detectar posibles lesiones o valorar su estado emocional, previamente se le informará de la exploración y su finalidad. Si no quiere denunciar, ni solicitar una Orden de Protección -para motivarla- se le explicará que denunciar no es sólo un derecho, también es la forma de romper con la relación violenta que sufre. Además indicarla que la manera de acceder a los mecanismos de protección de la Administración de Justicia requiere su colaboración.
    Se informará igualmente que el personal sanitario está obligado por Ley a poner estos hechos en conocimiento del Juez.
  2. Si no reconoce su situación de maltrato y no hay elementos de juicio suficientes    para una sospecha fundada, se registrarán en la historia clínica los indicios, así como la actuación realizada -atención a los problemas físicos, psíquicos, sociales encontrados- se ofertarán visitas de seguimiento.

En referencia a las pautas de actuación ante agresión o abuso sexual, el tiempo trascurrido desde la agresión será de vital importancia a la hora de la intervención. Así, se distinguirán actuaciones ante agresión o abuso sexual reciente (menos de 72 horas), y actuaciones ante agresión o abuso sexual no reciente (más de 72 horas).

 

Pautas de actuación ante agresión o abuso sexual

a) Actuación ante agresión o abuso sexual reciente (menos de 72 horas).

  1. Remisión de la víctima al hospital más cercano.
  2. El hospital llamará al médico/a forense del Partido Judicial correspondiente y esperará su llegada, a excepción de gravedad y riesgo vital. En todo caso el/la médico hospitalario se dedicará a su función asistencial y el/la forense a la función investigadora del delito. Se informará a la víctima de las actuaciones que se van a llevar a cabo, pidiendo su consentimiento.
  3. Una vez finalizada la actuación sanitaria y forense, se cumplimentará el Parte de Lesiones. Éste bebe recoger: Datos de filiación de la víctima, exposición de hechos que motivan la asistencia -según la víctima-, antecedentes personales, exploración física -descripción de las lesiones y fotografías previo consentimiento de la víctima-, exploración ginecológica, estado emocional, exploraciones complementarias, diagnóstico, tratamiento, Plan de actuación y observaciones -especificando la derivación a Servicios Sociales, Atención Primaria o a un hospital para su ingreso-.
  4. Una vez cumplimentado el Parte de Lesiones, se leerá a la víctima y se remitirá al Juzgado de Guardia –el Protocolo incluye el “Oficio de Remisión” correspondiente. Se hará entrega de una copia del Parte y del Oficio de Remisión a la víctima, salvo si esto compromete su seguridad, en cuyo caso se hará entrega a una persona designada por ésta. De ambos documentos se guardará una copia en la historia clínica de la víctima.
  5. Si la primera actuación se realiza desde los Servicios de Urgencia o de Atención Especializada, se redactará y se entregará a la víctima un informe que permita llevar a cabo un adecuado seguimiento por el médico/a que la atienda en adelante.
  6. Se asesorará a la víctima sobre las medidas sociales y de protección, a través de los recursos del propio centro sanitario, o se facilitará el contacto urgente con los Servicios Sociales.

b) Actuación ante agresión o abuso sexual no reciente (más de 72 horas).

  1. Prestar asistencia a las lesiones físicas y psíquicas. Plan de actuación terapéutica que corresponda.
  2. Finalizada la actuación asistencial y establecido el tratamiento pertinente, confeccionar el Parte de Lesiones que figura en este protocolo (pautas indicadas en el caso de menos de 72 horas).

En el Protocolo se adjuntan el modelo de Parte de Lesiones, así como el modelo del Oficio de Remisión de éste al Juzgado de Guardia.

Igualmente, dicho protocolo contiene una Guía de los Recursos Asistenciales para las Víctimas, con los teléfonos y direcciones de interés, tanto de la Comunidad Autónoma, como de las Diputaciones Forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, así como de los Ayuntamientos de Bilbao, Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz. También constan otros teléfonos y direcciones de interés de otros Servicios Generales de la Comunidad Autónoma del País Vasco -Emakunde, Ertzaintza y Servicio de Información y Asesoramiento.

RECUERDA…

El 016, el teléfono confidencial para víctimas de maltrato, que no deja huella. El nuevo servicio no sólo está destinado a las víctimas sino a toda la sociedad.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, por medio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, presta el Servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género, a través del número telefónico de marcación abreviada 016. Además las consultas se pueden dirigir por correo electrónico al servicio 016 online: 016-online@msssi.es

 

Los servicios ofrecidos son los siguientes:

  • Atención telefónica y online
  • Atención gratuita y profesional
  • Atención las 24 horas del día los 365 días del año
  • Atención consultas procedentes de todo el territorio
  • Derivación de llamadas de emergencia al 112
  • Coordinación de servicios similares de las Comunidades Autónomas
  • Información a las mujeres víctimas de violencia de género y a su entorno sobre qué hacer en caso de maltrato
  • Información sobre recursos y derechos de las víctimas en materia de empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información, de asistencia y de acogida para víctimas de este tipo de violencia
  • Asesoramiento jurídico especializado, de 9 a 21 horas, de lunes a viernes, y de 12 a 20 horas los sábados, domingos y festivos
  • Atención telefónica en 52 idiomas: castellano, catalán, euskera, gallego, inglés, francés, alemán, portugués, chino mandarín, ruso, árabe, rumano, búlgaro, tamazight y otros 38 idiomas a través de un servicio de tele-traducción.
  • Derivación de llamadas realizadas por menores de edad al Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes: 900202010
  • Derivación de llamadas relacionadas con la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual al teléfono del Ministerio del Interior: 900105090

Las personas con discapacidad auditiva y/ o del habla pueden comunicarse con el 016 a través de los siguientes medios:

  • Teléfono de texto (DTS) a través del número 900 116 016
  • Servicio Telesor a través de la propia página web de Telesor. En este caso se precisa conexión a Internet. https://www.telesor.es 
  • Teléfono móvil o PDA. En ambos casos se necesita instalar una aplicación gratuita siguiendo los pasos que se indican en la página web de Telesor. https://www.telesor.es 
  • Servicio de videointerpretación SVIsual a través de la página http://www.svisual.org 

 


COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Voluntariocruzroja

Sobre esto debería crearse un curso para voluntarios de socorros y puede que hasta de social. Los tes no estamos preparados para actuar en una situación así y somos los primeros en llegar casi siempre

Oihane González Corino

Hola buenas tardes,

Lo primero agradecerte la participación en el Blog de Cruz Roja Bizkaia, y por supuesto tu aportación. Eskerrik asko!
Te recomendamos que esta inquietud y necesidad formativa que has detectado, la trasmitas en tu Asamblea Comarcal de Cruz Roja, para que se pueda abordar.
Igualmente, te dejo el enlace a la página web de Cruz Roja Bizkaia, donde se ubica el espacio de grupos de mejora. Ahí, puedes dejar tu comentario para que se tenga en cuenta, y se pueda estudiar tu solicitud: http://www.cruzrojabizkaia.org/es/grupos-de-mejora/
Si tienes alguna inquietud sobre la temática abordada en la entrada del blog, quedo a tu disposición para poder facilitarte los documentos o la información que precises.
Un saludo y gracias por tu participación.
Oihane

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *